licentiare

Divulgación de opinión, ensayos, artículos y reseñas realizadas por estudiantes de la Universidad del Bío-Bío

La actividad del hemisferio derecho del cerebro se relaciona con el peso al nacer y el peso de la placenta


Una nueva investigación realizada en el Reino Unido sugiere que el peso al nacer y el peso de la placenta pueden ofrecer pistas sobre el funcionamiento del hemisferio derecho del cerebro en relación al izquierdo y viceversa en etapas posteriores de la vida. Este intrigante hallazgo, expuesto en la revista PLoS ONE, puede ayudar a comprender mejor una serie de aspectos de la salud relacionados con la lateralidad cerebral.

La investigación se llevó a cabo en la Universidad de Southampton y en la Lifecourse Epidemiology Unit del Consejo de Investigación Médica, con sede en el Hospital General de Southampton (ambas en el Reino Unido). Los autores del estudio analizaron las respuestas neurológicas de 140 niños en reposo y también ante una actividad cerebral incrementada.
Los niños, de ocho y nueve años de edad, debían realizar tareas divertidas y creativas que conllevaban un elemento de dificultad, como por ejemplo inventarse una historia emocionante y representarla ante una videocámara. Los investigadores examinaron las fluctuaciones térmicas en la membrana timpánica del oído de los niños y, de esta manera, pudieron analizar el flujo sanguíneo entrante en las distintas partes del cerebro y detectar diferencias en la actividad de los dos hemisferios. Como se indica en el artículo publicado, se observó que «el estrés pone de relieve diferencias inherentes relacionadas con la lateralidad cerebral».

Tras comparar sus hallazgos con el peso al nacer de los niños y el peso de su placenta, datos recogidos en un estudio anterior, los autores observaron que los niños nacidos con poco peso pero con placentas relativamente grandes tenían más probabilidades de presentar mayor actividad en el hemisferio derecho del cerebro. Los científicos explican que este patrón específico de actividad cerebral se ha asociado a trastornos del ánimo como la depresión.

Esta desproporción entre el peso de la placenta y del feto puede deberse a dificultades durante la gestación, por ejemplo si la madre ha vivido un grado elevado de estrés durante el embarazo. Otra de las causas posibles es la deficiencia de nutrientes concretos, situación que puede estimular el crecimiento de la placenta debido a que el organismo de la madre trata de compensar al feto, si bien esta respuesta fisiológica en particular se asocia a etapas específicas del embarazo.
Este estudio se añade pues a la creciente bibliografía dedicada a los vínculos entre la existencia de condiciones adversas durante la gestación y la incidencia de cambios a largo plazo en la función cerebral. También se cree que la descompensación entre el peso al nacer y el peso de la placenta guarda relación con cierta propensión a afecciones como la hipertensión y una respuesta física más intensa al estrés en etapas posteriores de la vida.
«El crecimiento del feto es determinado por múltiples factores, entre ellos lo que la madre come durante la gestación y el grado de estrés vivido. Ello puede acarrear consecuencias duraderas en la salud mental y física en etapas posteriores de la vida», señaló el Dr. Alexander Jones, que dirigió el equipo, si bien posteriormente pasó a trabajar en el Instituto de Salud Infantil del University College de Londres.
«Hasta ahora no habíamos logrado relacionar el crecimiento fetal con la actividad cerebral muchos años más tarde», apuntó. «Confiamos en que este trabajo empiece a esclarecer el motivo de que algunas personas sean más propensas a patologías como la depresión.»
En la actualidad el equipo se plantea formas de profundizar en esta investigación, por ejemplo empleando equipo de resonancia magnética funcional (RMf), que dotaría a las exploraciones de una mayor sensibilidad y permitiría identificar con mayor precisión las zonas del cerebro activas.
_______________
Referencia: 
Jones, A., et al. (2011) Evidence for developmental programming of cerebral laterality in humans. PLoS ONE, publicado el 16 de febrero. DOI:10.1371/journal.pone.0017071
Visto en: CORDIS noticias

Archivado en: Uncategorized

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sobre el contenido de éste weblog

Visitas on line

Actualizaciones de Twitter

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: