licentiare

Divulgación de opinión, ensayos, artículos y reseñas realizadas por estudiantes de la Universidad del Bío-Bío

Las pulseras iónicas son un fraude


La compañía que fabrica las pulseras “Power Balance” admitió por primera vez, por medio de un comunicado, que no cuentan con pruebas científicas suficientes para sostener que el producto cumple con la publicidad que promete mejorar el rendimiento físico y el equilibrio, en quienes lo utilizan.


“Hemos asegurado en nuestra publicidad que las pulseras Power Balance mejoran la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad. Admitimos que no hay pruebas científicas creíbles que apoyen nuestras afirmaciones y, por tanto, hemos incurrido en conducta engañosa en contra de la sección 52 de la Ley de Prácticas Comerciales de 1974”, reconoce la compañía en su web australiana

Después de pedir disculpas a los timados, les ofrecen la posibilidad de devolverles el dinero que pagaron por el producto milagro. Power Balance no ha confesado el timo por propia voluntad, sino por orden de la Comisión Australiana para el Consumo y la Competencia (ACCC). Tras la pertinente investigación, este organismo gubernamental independiente de protección a los consumidores concluyó el miércoles pasado que los anuncios de la pulsera del equilibrio violaban la legislación comercial australiana porque los vendedores afirman cosas que no pueden demostrar y ordenó a la compañía retirar ese tipo de aseveraciones de la publicidad. “Se advierte a los minoristas que sigan vendiendo el producto con afirmaciones engañosas en el envasado de que la ACCC podría actuar contra ellos”, añadió Graeme Samuel, presidente del organismo.
En Chile las reacciones por este tipo de productos (que se venden en el comercio a un precio aproximado de $10 mil) se produjeron precisamente tras la multa aplicada en España, a fines de noviembre. El 22 de ese mes el Servicio Nacional del Consumidor, Sernac, denunció a tres grandes cadenas del retail nacional (multitiendas y farmacias) que distribuían pulseras de este tipo en el país (bajo nombres como “Biolectik”, “Vitazen” o simplemente “pulsera iónica”), acusándolas de no entregar información que permitiera comprobar sus promesas publicitarias de efectos positivos para la salud.

A pesar de la confesión de que todo es un engaño, supongo que la mayoría de los estafados seguirán luciendo el amuleto en la muñeca y diciendo eso de : “A mí me funciona”.

________
Vía: La Mentira está ahí afuera y Terra.cl

Archivado en: Uncategorized

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sobre el contenido de éste weblog

Visitas on line

Actualizaciones de Twitter

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: