licentiare

Divulgación de opinión, ensayos, artículos y reseñas realizadas por estudiantes de la Universidad del Bío-Bío

¿Por qué hacemos ciencia?


“¿Qué sienten los científicos que se dedican al estudio de la ciencias básicas, química, física, biología, etc, cuándo ven el creciente interés de los grandes talentos por trabajar en Silicon Valley?” Según parece, durante la Guerra Fría de la guerra fría, las ciencias básicas atrajeron a gente brillante, ahora el interés se ha desplazado hacia sitios web gadgets – muestran más entusiasmo por el último iPhone o el más reciente desarrollo de Facebook que por los descubrimientos científicos de Feynman. En lugar de grandes héroes, como Pauling, Watson / Crick, o incluso astronautas de la NASA, los héroes de hoy en día son personas como Steve Jobs, Zuckerburg Marcos, o Biz Stone. ¿Tal vez ser un emprendedor (empresario) se ha convertido en algo más atrayente que ser un explorador (investigador)?”

El comentario, desde luego, nos plantea la pregunta a los profesionales de la ciencia: ¿Por qué estamos en esto? ¡Desde luego no es por el dinero! ¿Por reconocimiento público? La última vez que un científico apareció en la portada de Time fue el biólogo celular James Thompson, en agosto de 2001. Por aquellas fechas, Steve Jobs y Apple han aparecieron cuatro veces. Bill Gates ha aparecido en la portada de Time en nueve ocasiones. Mark Zuckerburg fue el “hombre del año” de 2010, sin embargo, Time eligió a los científicos de EE.UU. como los “hombres del año” en 1960. Había 15 (¡todos hombres!) en la portada.
Así que, ¿Por qué estamos en ciencia? En cierto modo somos emprendedores (empresarios), igual que los magnates de Internet. Según define Wikipedia: Se denomina emprendedor o emprendedora a aquella persona que enfrenta con resolución acciones difíciles. En economía, negocios, finanzas, etc, tiene el sentido más específico de ser aquel individuo que está dispuesto a asumir un riesgo económico. Desde este punto de vista el término se refiere a quien identifica una oportunidad y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha. Nosotros también corremos riesgos cuando nuestros resultados no tienen una tasa de éxito suficiente. Además, nos sometemos voluntariamente y contantemente a un difícil proceso, conocido como revisión por pares. Incluso podemos ser tachados de preferir tratar con objetos y no con seres humanos, opinión que comparto después de mi período como director del departamento de química.
Para finalizar, puedo resumir mi irracional interés en la investigación científica, citando al escultor Henry Moore: “El secreto de la vida es tener una tarea, un propósito, algo a lo que someter toda tu vida, algo a lo que das todo, cada minuto de tu día por el resto de tu vida. Y lo más importante de todo es que eso debe ser algo que jamás puedas lograr”.

_____________

Archivado en: Uncategorized

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sobre el contenido de éste weblog

Visitas on line

Actualizaciones de Twitter

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: